¿Tengo que ir a terapia?

Ninguna dudamos que tenemos que ir a un especialista si nos rompemos una pierna, llevamos días con fiebre muy alta o nos salen bultos raros, ¿verdad? Sin embargo, no pasa lo mismo cuando de nuestra parte emocional se trata... y es ahí donde surgen las dudas: ¿Debería ir a terapia? ¿Y qué le cuento? ¿Lo tengo que contar todo o puedo ocultar información? ¿Cuánto cuesta? ¿Cada cuánto ir? ¿Hasta cuándo? ¿A dónde? ¿Y si sólo es "una mala racha"? 
 

No sé si es por miedo o por falta de información, pero éstas preguntas son tan comunes que asustan. Así que vengo a romper una lanza a favor de la psicoterapia. 
 
  


 
 


Acudí por primera vez a una consulta psicológica con 14 años; ahora tengo 25 años y he pasado por seis profesionales de la salud mental diferentes. Y la gente se sorprende mucho cuando lo digo, se extrañan, se preocupan... pero no preguntan. Normalmente es ahí donde se termina la conversación si yo no cuento nada más, ¿por qué? Supongo que porque son temas de los que no se hablan y aunque tengamos muchas dudas sobre ello -puesto que lo desconocemos- nos asusta preguntar y saber 'por si yo también tengo que ir'. Pero si hablo de ello, muestran muchísimo interés... Así que voy a intentar contestar a esas preguntas que nos rondan en esos momentos: 


¿Debería ir a terapia? 
El deber aquí no tiene cabida. Para que una terapia logre su objetivo, el paciente tiene que querer acudir así que... ¿Crees que te hará bien ir a terapia? Si es así, si tienes dudas... Acude, y así despejarás toda incógnita. 

¿Y qué le cuento? ¿Lo tengo que contar todo o puedo ocultar información? 
Cuéntale lo que crees que tiene que saber. Tu dolor emocional, tus preocupaciones, tu situación vital, tu pasado... No tienes que contarle toda tu vida, no tienes que contar detalles que no quieres sacar a la luz... No estás obligada a contar lo que no quieres compartir (aunque todo fluiría mejor si lo hicieras), pero aunque ocultes algunas cosas... no mientas. Nadie va a juzgarte, así que sincérate. 
 

¿Cuánto cuesta? ¿Cada cuánto ir? ¿Hasta cuándo? ¿A dónde? 
Ojalá tener atención psicológica gratuita y de calidad de fácil alcance, pero puesto que esto aún es algo por lo que luchar... Deberás informarte de los precios por consulta; supongo que variarán mucho de gabinete a gabinete y de comunidad a comunidad. Además, sé que hay asociaciones específicas que ofrecen terapia gratuita... ¡Infórmate! (O escríbeme y te ayudo a buscar dicha información)
La temporalidad de la terapia la marcará la o el profesional. Tu médico de cabecera puede derivarte a psicoterapia o puedes contratarlo de manera privada. Como quieras/puedas. 
 

¿Y si sólo es "una mala racha"? ¿Y si es algo grave? 
En mi opinión, falta no sólo que normalicemos acudir a terapia psicológica sino interiorizarlo tanto como ir al dentista una o dos veces al año, al ginecólogo, hacernos análisis de sangre cada X tiempo... ¿Por qué no ir a consulta psicológica cada X tiempo para comprobar que vamos bien, que estamos en el camino, que nuestras inquietudes tienen respuesta, que estamos en armonía cuerpo-mente? Tenemos interiorizado y casi marcado en el calendario cuándo tenemos que ir a hacernos un chequeo "por si algo va mal", "para detectar cuanto antes"... ¿por qué no hacer lo mismo con nuestra salud mental? 
 La prevención es la clave. 

Mejor será no enfermar que curar, ¿no? Normalicemos e interioricemos la psicoterapia. Reivindiquemos una mejor atención pública en salud mental. Demos la importancia que merece a nuestra salud mental. 
 

Cuidémonos, en comunidad, en tribu, en bouquet.


No hay comentarios

Publicar un comentario

Design: Serein Atelier