¿qué es la meditación?


Mencionas la meditación y automáticamente la gente visualiza a una persona sentada en posición de loto, con los ojos cerrados, las manos en las rodillas probablemente con el mudra de la energía o el de la armonía, diciendo ommmm y supones que está en paz, con la mente en blanco, como una buena yogui. 


Y tú, en tu intento de salir de este barullo social en el que vivimos... le imitas. Intentas sentarte así pero no te sale, las manos no sabes muy bien dónde apoyarlas; ¿puedo usar un cojín? no, eso no es profesional... Te mueves para intentar sentirte cómoda en esa postura, sin mucho éxito. ¿Hay que decir 'omm' en alto? y lo dices, quizás demasiado alto, quizás demasiado bajo... te callas; bah, no lo consigo. No paras de pensar en que no lo estás consiguiendo y entras en un bucle imparable. Joder, no puedo. Tengo un montón de cosas que hacer y yo aquí perdiendo el tiempo. Ommmmm. Ommmm. OMMMMM. Vaya timada. Esto no funciona.

¿Os sentís identificadas con esto?


Y sí, es la típica imagen de meditación que todas tenemos en la mente... pero la meditación va mucho más allá y de verdad, no necesitas ser contorsionista para meditar y conseguir calmar tu mente.

Muchas personas creen no valer para la meditación, pero... sorpresa, sorpresa, la meditación es para todas. Y si una de tus preguntas es ¿serviré para esto? yo te digo que sí.

Si eres tranquila, es para ti.
Si eres nerviosa, es para ti.
Si eres inquieta, es para ti.
Si eres ansiosa, es para ti.
Si eres miedosa, es para ti.
Si eres valiente, es para ti.
Si eres (cualquier adjetivo), es para ti.

La meditación es un mundo fantástico, diverso, adaptable; no hay una única manera válida de meditar. Cada una tenemos nuestra forma, nuestras técnicas, nuestro estilo. A través de la práctica de unas meditaciones base cada una consigue su propio estilo, su manera, su paz. 

Con la práctica conseguirás encontrar el estilo que mejor se adapte, el que te funcione, el que te brinde paz. Y notarás, con la práctica, que no consiste en sentarse en posición de loto durante una hora... sino que se convierte en un estilo de vida que te ayuda en el día a día. 

La meditación es muy diversa y personal. Hay personas que necesitan un silencio absoluto para poder meditar. Hay quien necesita música. O incienso, velas, un vídeo audio-visual... Y todas las maneras son válidas si le funcionan a la persona que está practicando. 

¿Cómo sé si estoy meditando bien?

Si a ti te está sirviendo para conseguir el objetivo, lo estás haciendo bien. No hay una única manera de meditar, no es una práctica herméticamente cerrada... Es por esto que me gusta tanto y lo aconsejo, porque se adapta a ti y consigues tu espacio, tu estilo, tu forma. 






Pero por favor, empieza por intentar no juzgarte por no hacerlo como tú crees que se medita. Llegarás a ese ideal, crearás tu propio ideal, pero como todo... la meditación es un proceso. Respeta tus ritmos, respeta tu estilo, respeta tus necesidades. 

Lo lograrás, lo lograremos. 

La base de esta filosofía de vida es la aceptación y el amor a una misma; mal empezaríamos si dictáramos unas reglas fijas y cerradas; no tendría sentido invalidar a quien no practique igual a las demás puesto que la paz de cada una, la tranquilidad y la calma son tan personales que el camino para llegar a ellas también es único y totalmente válido. 

Objetivo: vivir en paz y con amor.


No hay comentarios

Publicar un comentario

Design: Serein Atelier