métodos de organización

"¿y cómo te organizas?" "¿cómo llegas a todo?" 
"necesito que los días tengan 30 horas" "o sacrifico mis horas de sueño o mi vida social" 

¿Te sientes identificada en alguna de estas frases? 
Tanto si te las han dicho como si las has dicho... Son un fiel reflejo de nuestro modo de vida ajetreado, frenético, competidor, avaricioso... El cual a veces nos resta horas de sueño y energía, mucha muchísima energía. 

Por si te lo estás preguntando... No, no tengo la clave mágica ni un giratiempo para llegar a todo. Vengo aquí a escribir sobre lo que yo he aprendido de cómo organizarme -sobre todo en tema estudios- para ser más productiva y mantenerme con energía para realizar otras actividades. 


LA AGENDA
O una libreta, un bullet... Pero me es imprescindible tener una herramienta física donde escribir y tachar. ¡No sabéis el subidón que es y las endorfinas que se liberan cuando realizas una actividad que tenías en la lista y consigues tacharla! 

El paso imprescindible y que no solemos tener en cuenta es: planificarte el día anterior. De verdad, no sabéis cuánta energía y tiempo se ahorra si lo haces el día anterior. De esta manera, en cuanto nos ponemos a estudiar/trabajar, ¡sólo tenemos que abrir la agenda y observar los quehaceres que tenemos ese día! Y por supuesto, podemos añadir también lo nuevo que nos haya podido surgir. 

Añado que yo siempre trabajo con la agenda abierta, con esa lista de quehaceres a la vista para ir tachando lo realizado en cuanto lo termine y tenerlo siempre a mano por si tengo que consultar, añadir, tachar lo que sea en el momento. 

Obviamente la foto de postureo que no falte.



TRABAJAR POR OBJETIVOS
A mí siempre me habían enseñado a estudiar por horas. "Después del colegio, tenéis que hacer tareas por lo menos durante 1/2 horas en casa", ¿pero qué sentido tiene sentarte frente al escritorio, frente a ese ejercicio que se te atraganta y no avanzar durante horas? Esto sólo provoca, en mi opinión, frustraciones innecesarias y un tiempo valiosísimo tirado por el retrete. 

Trabajar por objetivos, por tareas específicas ha sido lo mejor que he hecho para organizarme los estudios del máster. 
Supongo que aquí cada una tendremos nuestra manera de trabajar, pero si no habéis encontrado vuestro modo y el de las horas no os funciona... quizás es hora de probar con una nueva técnica que puede ser esta:

Los objetivos tienen que ser lo más específicos posibles y, por supuesto, reales. Evitemos más frustraciones innecesarias. Para poder determinar los objetivos y tareas de cada día, suelo organizar primero los objetivos semanales y después ir determinando qué tareas específicas realizaré cada día de la semana para cumplir con el objetivo general de la semana completa. 


HORARIOS FIJOS
Si como yo estudiáis a distancia, coincidiréis en que es una locura fijarte horarios y priorizar según qué tareas; ¿verdad? A mí me ha ayudado muchísimo fijarme un horario para dedicar a los estudios (de 9h a 13h) y no dedicarme a ellos fuera de ese horario. 

Por supuesto, siempre hay excepciones; pero es importante marcarnos este horario y hacer partícipes de ello a las personas de nuestro alrededor. Aunque estudiemos (o trabajemos) desde casa, no significa que mi horario pueda ser un caos porque esto no nos beneficiará en absolutamente nada. Yo he notado un cambio muy significativo en mí y en mi productividad desde que me fijé este horario 'estudiantil'. 

SEGUIMIENTO DEL TRABAJO
Mi jornada de estudio empieza y termina de la misma manera: agenda y otros recursos de seguimiento para hacer los checks correspondientes y añadir más tareas, especificar otras tareas, quitar y reorganizar otras... 

Utilizo por supuesto la agenda y también dos aplicaciones: Asana y Taskade. Las utilizo tanto desde el móvil como desde el ordenador, me ayudan mucho a la hora de hacer un seguimiento del trabajo realizado. Además, son muy útiles también para coordinar trabajos en grupo. 

A mí me gustan mucho sobre todo por los iconos. Será una tontería, pero ponerle colores y emoticonos me ayuda y motiva a llevarlos adelante, a realizar más listas, a que sea más motivador pasar las tareas a la lista de "realizadas". 

Asana funciona por paneles y Taskade por listas; así que en cada una de ellas especifico las tareas de manera diferente. Para mí son complementarias, pero quizás con una sola os baste... ¡Contadme si conocíais estas aplicaciones! Y si queréis que hable de ellas en más profundidad.


Y tú, ¿cómo te organizas? ¿cuáles son tus trucos? 
Os leo💛





No hay comentarios

Publicar un comentario

Design: Serein Atelier